Rennes
Volver a la página principal

Aquel mediodía abandonamos Nantes para dirigirnos a Rennes, en donde pasamos la tarde. Nuestro camping estaba cerca de esa ciudad.

La ciudad histórico-artística de Rennes, capital de la región de Bretaña, invita a los visitantes a descubrir sus riquezas arquitectónicas, que van desde el arte medieval al clásico, pasando por el renacimiento. Un paseo por Rennes ofrece una maravillosa sucesión de casas medievales y renacentistas, y de majestuosos edificios de estilo clásico.

El centro histórico es un lugar apto para callejear y descubrir las calles empedradas típicas, el ambiente de las plazas con terrazas de cafés, las creperías y las tiendas. No lejos de las Puertas Mordelaises, vestigio del siglo XV que servía de principal entrada a la ciudad y que vio pasar a los duques de Bretaña, se encuentra la catedral de Saint-Pierre, un edificio del siblo XIX ricamente decorado. La visita debe proseguir con la plaza de Champ-jacquet y las viejas casas de entramado de madera particularmente pintorescas, la plaza del Ayuntamiento, la plaza del parlamento de Bretaña, la plaza de la república con el antiguo palacio de comercio, la plaza Les Lices con el mercado cubierto...
Volver a la ciudad anterior: Nantes
Pasar a la ciudad siguiente: Monte Saint Michel
Volver al índice principal