Waimangu Volcanic Valley

PANORAMA: Dominando el horizonte se encuentra el Monte Tarawera, un inquieto volcán durmiente que ha entrado en erupción cinco veces en el curso de los pasados 18.000 años. Enfrente se encuentra Waimangu. Antes de la última erupción del 10 de junio de 1886, esta región poseía verdes colinas y sin ninguna actividad volcánica aparente en su superficie. Tras la noche del 10 de junio de 1886 se produjo una violenta explosión desde la línea de cráteres de la parte norte del Monte Tarawera, hasta los cráteres del Valle de Waimangu. Este hecho destruyó por completo plantas, animales y aves de toda la región visible desde este punto. Toda la vegetación que vemos hoy en día, ha crecido desde esa fecha. Son dos las fechas importantes e históricas de este valle: 1886, la erupción del Monte Tarawera; 1900-1904, cuando el géiser más grande del mundo estuvo en activo a un kilómetro de distancia, justo detrás de la laguna de agua caliente; en 1917 la erupción del Frying Pan Flat (Llanura de la sartén), que explotó justo donde se encuentra la laguna de agua caliente.

 

 

 

 

 

 

    LA PISCINA ESMERALDA: El agua fría de la piscina ocupa el suelo del Cráter del Sur. Contiene gran cantidad de algas y msugos cuando las conidciones son favorables. A veces también podemos encontrar flotando el helecho rojo llamado Azolla. Muchas veces el lago presenta matices azules, verdes y marrones. La razón de estos cambios cromáticos es debido a los cambios de estado de las diferentes especies. La laguna parece estar nutrida de agua de lluvia, y su nivel nos indica cual es el nivel de agua en el subsuelo de los alrededores de la región.

 

    VISTA PANORÁMICA: En las fotos siguientes se ve el cráter Echo y el lago Frying Pan. El cráter Echo se formó el 10 de junio de 1886, y es el lugar donde la mayoría de actividades han tenido lugar desde entonces. Estas comprenden las erupciones del géiser Waimangu (1900-1904) y las erupciones hidrotermales de Abril 1915, abril 1917, agosto 1924 y febrero 1973.

     El 1º de mayo de 1917 la cuenca oeste del cráter Echo entró violentamente en erupción y destruyó por completo un alojamiento situado frente al lugar donde hoy en día se encuentra el centro de información, y dos personas perdieron la vida en este suceso. Un cráter más profundo y ancho fue rápidamente acumulando aguas, formando lo que hoy en día es el lago Frying Pan. Este lago cubre una superficie de 38.000 metros cuadrados y es el lago de agua caliente más grande del mundo, con un volumen de agua de 200.000 metros cúbicos y una profundidad media de seis metros. La temperatura media del lago ronda los 55 grados centígrados. El agua del lago es ácida (pH medio de 3.5) mientras que el gas carbónico y el gas hidrógeno sulfurado burbujeante da la impresión de estar hirviendo. De hecho, en las aperturas localizadas en el lecho del lago si ocurre una ebullición verdadera, pero no es así en el conjunto del lago, donde el agua es más fría debido a la evaporación, convención e irradiación de su calor.

RIACHUELOS Y MANANTIALES DE AGUA CALIENTE. El lago Frying Pan se desborda por esta abertura a una temperatura media de 50 grados centígrados, con un volumen medio de 110 metros por segundo. A lo largo de su margen, el riachuelo forma depósitos que contienen rastros de elementos tales como antimonio, molibdeno, arsénico y tungsteno. Estos minerales y las algas verdiazules ofrecen espectaculares colores como los naranjas, marrones, verdes y amarillos que podemos admirar sobre los bordes y alrededores de los manantiales de agua caliente.

CANAL DE DESBORDAMIENTO: Cuando el cráter del infierno se desborda en cascadas de agua casi hirviendo resbala por este pequeño canal, engrandeciendo el curso de agua caliente que proviene del lago Frying Pan y matando las algas verdiazules que se posan en el suelo de toba, en los períodos en que no ocurren desbordamientos.

     Este vaporoso y azul pálida joya de Waimangu, se encuentra en un cráter que explotó en 4886, junto al monte Haszard. El nivel del lago sigue ciclos y ritmos complicados con leves recesiones que se suceden a los pocos días y/o de recesiones más profundas a intervalos más prolongados. La parte superior con depósitos de sílice blancas, marcan el nivel de desbordamiento. Su comportamiento normal es el de desbordar durante dos o tres días y de retroceder unos ocho metros por alrededor de 15 días. Se rellena parcialmente en tres o cuatro semanas, oscila un poco y de nuevo empieza el desbordamiento. El lecho tiene una forma de trompeta. Su profundidad cuando se encuentra lleno es de 30 metros, y la temperatura de las aguas desbordantes pueden alcanzar los 80 grados centígrados.

     El agua es muy ácida con un pH que a veces ronda 2.1. El cráter del Infierno es el géiser de este tipo más grande del mundo, a pesar de que el géiser mismo no se puede apreciar, ya que se manifiesta en el interior del lago. Existe una relación única con el lago Frying Pan, cuando el cráter del Infierno se desborda, desciende la descarga del lago Frying Pan, y cuando el cráter del Infierno retrocede, la descarga del lago Frying Pan es mayor de lo habitual.

LA TERRAZA DE NIDO DE PÁJARO: Algas de fantásticos colores se adhieren a las delicadas terrazas de sílice en miniatura formadas por estos manantiales de agua hirviendo. Los diferentes colores provienen de las diferentes temperaturas del flujo saliente de estos manatiales. Las algas verdiazules no pueden sobrevivir a temperaturas que sobrepasen los 75 grados centígrados.

     El lago Rotomahana alimenta los cráteres surgidos de la erupción de 1886. En esa erupción, la lava surgente hizo contacto con el sistema geotérmico debajo de las terrazas rosa y blanca, generando erupciones freatomagmáticas muy explosivas. Ambas terrazas fueron destruídas.

     En guardia se alza el volcán Tarawera, una acumulación de cúpulas de lava con un volumen de 13.5 kilómetros creado por erupciones aproximadamente 18.000, 15.000, 11.000 y 700 aós atrás. En 1886 erupcionó un dique de basalto a través de esta pila de lava, así ocmo los cráteres de Rotomahana (ahora bajo el lago) y la línea de siete cráteres del Valle volcánico de Waimangu.

     La cima de la montaña Tarawera se encuentra a 111 metros sobre el nivel del mar.

 

TERRAZA WARBRICK. Es un conjunto de plataformas de sílice multicolor de rápida formación y que se creó sobre una antigua terraza de un arroyo, de igual manera que la terraza de mármol. Además en los últimos años, las algas han ayudado a formar con los depósitos de sílice un dique a través del arroyo de agua caliente que sale del cráter.

     El nombre conmemora los miembros de la familia Warbrick, que estuvieron íntimamente ligados a la historia de esta región. Se ha dicho que Alfred Patchet Warbrick guió a millares de turistas que exploraban la zona hidrotermal y volcánica de Rotorua por más de 45 años. Participó en la primera expedición de rescate a lo largo del lago Tarawera, unos días después de la explosión del año 1886. Más tarde formó parte del Departamento de Turismo y Sanidad, a la vez que trabajaba como guía jefe de la región, ayudando a desarrollar y perfeccionar un sistema de visitas por tierra y agua de Rotorua, ciudad de los géisers. Su hermano Joseph fue una de las víctimas de la erupción del géiser Waimangu el 30 de agosto de 1903. Los Warbrick formaron parte del primer equipo de rugby Maorí, que participó en una gira deportiva en Inglaterra y pertenecían a la tribu Ngati Rangitihi.

     El volcán y la hendidura Tarawera (conocido también por el cráter rojo) se elevan tras el lago Rotomahana. Este punto es desde 1974 un embarcadero. El lago Rotomahana es un santuario de aves que contiene muchas y variadas especies.

Volver a la página anterior