Sexta Parada : Porto Covo

Volver al índice principal

En Porto Covo, decidimos darnos un lujazo y alquilarnos una habitación por un par de días.

Entre otra cosas, comimos una mariscada, vimos lo que es un sábado de juerga para los portugueses (cantan en karaokes canciones tremendamente melancólicas), y visitamos una isla que debió ser origen de disputas entre portugueses y españoles. Lo mas guapo: unas canteras de las cuales sacaron piedras para tratar de hacer un puerto, pero debido a la fuerza del atlántico, abandonaron la empresa. Además, había una extraña planta que se alimentaba de agua salada que, según nuestro guía, era única en el mundo.

Vistas en las afueras de Porto Covo

 

Dando un paseo por el pueblo

 

Atardecer previo a la mariscada

Mariscada

Copas posteriores (se vé que me ha pegao el vinho verde)

En nuestra habitación

Excursión a la Ihla do Pessegeiro

Volver arriba
Pasar a la siguiente ciudad